Que tener en cuenta para alquilar una pista de hielo natural

La época del año

Aunque nos gustaría poder patinar sobre hielo en verano, si no disponemos de un pabellón muy bien aislado, y si no nos importa el consumo energético necesario para el mantenimiento del hielo, lo mejor va a ser pensar en patinar en invierno. Lo más habitual es disponer de la pista desde el puente del 6 y 8 de diciembre hasta pasadas las fiestas.

¿Dónde puedo montar una pista de hielo?

Lo primero es asegurarnos de que la estructura va a poder soportar el peso. Si decidiéramos montarla en una azotea, porque tenemos un patio enorme, tendríamos que asegurarnos que la estructura podría soportar el peso. De esta manera, por ejemplo, una pista de hielo en una terraza en lo alto de un hotel, tendría unas vistas espectaculares, pero ¿la estructura aguantaría? Si la respuesta es sí, ¡vamos a por ello! Pero si la respuesta es no, mejor hacerlo a pie de calle.

Requisitos para montar la pista de hielo

Nivelación del suelo

Debido a que la pista es de hielo natural, y el material va a ser agua, esta tiende a auto nivelarse. Así pues, precisamos tener un desnivel prácticamente 0 si no queremos un espesor de 15cm en un lado de la pista y de 5 en el otro. En el caso de que el suelo donde queramos instalar la pista no esté nivelado, se instalará un entarimado para poder lograrlo.

La potencia eléctrica

Si el lugar donde vamos a instalar la pista dispone de potencia eléctrica suficiente para dar energía a la enfriadora, a las bombas de agua y, por supuesto, para mantener la iluminación, no hay problema. Si esto no es así, se tendrá que instalar un grupo electrógeno para poder suministrar dicha potencia, la cual será variable dependiendo del tamaño de la pista, pues no es lo mismo abastecer de energía una pista de 15 x 30, que una de 10 x 10.

El agua

Como hemos dicho anteriormente, el hielo va a ser natural y, como sabemos, éste es agua. Así pues, para la puesta en funcionamiento se va a necesitar una cantidad de agua importante (70l/m2) para darle un grosor de 7cm al hielo, al igual que va a ser necesaria para los días de funcionamiento, aunque en mucha menor cantidad, para el mantenimiento del hielo que los patinadores van a ir desgastando con su uso.

No debemos olvidar que el pase de patines provoca una fricción y un desgaste sobre el hielo, al igual que también afecta sobre éste el hecho de que la pista esté dentro de un polideportivo, en una carpa o al aire libre.

¿Se puede instalar una pista de hielo en cualquier lugar de España?

Sí, nos desplazamos a toda la península e islas. La única diferencia es que para una misma pista van a ser necesarias potencias distintas, ya que no es lo mismo montar una pista en Sevilla, Bilbao o Ibiza.

Factores a valorar

Queremos montar una pista de hielo al aire libre porque su ubicación es especial, ya sea porque es la plaza mayor del pueblo, una zona comercial o porque tiene muy buenas vistas…

Bien, primero vamos a valorar sus inconvenientes:

  • Si la tenemos sin cubrir y llueve, vamos a tener que cerrar la pista, no simplemente para que la gente no se moje, sino porque patinar con el suelo helado y con agua no es seguro, y podríamos tener más de un disgusto.
  • Por otro lado, si tenemos una irradiación del sol fuerte, éste nos va a provocar que la capa superior del hielo se encharque y tengamos que delimitar la zona de patinaje o cerrar la pista, teniendo en cuenta, como siempre, la seguridad de los patinadores.
  • El viento también es otro aspecto a valorar. Fuertes rachas de viento afectan sobre la superficie del hielo y no dejan que éste se congele correctamente. Como muy bien sabemos, si no tenemos toda la pista bien helada, nuestra maquina enfriadora va a tener que trabajar más horas para lograrlo, y esto va a repercutir directamente en el consumo eléctrico. Además, si se juntara un intenso viento con una irradiación solar fuerte, se crearía un deshielo que nos forzaría a tener que cerrar la pista.

Así pues, quedan claros los factores a tener en cuenta al montar una pista descubierta ¿Va a compensar? Probablemente sí, siempre que tengamos una gran afluencia de patinadores y patrocinadores.

La verdad es que solamente con que dispongamos de una carpa para poder cubrirla ya no vamos a tener que cerrar la pista por ninguna de las inclemencias meteorológicas y, además, nuestro consumo energético va a ser muchísimo menor.

Una vez decidido si queremos una pista cubierta o descubierta, vamos a ver que necesitamos:

  • Una enfriadora: Para poder enfriar el fluido portador (glicol), que es el que va a congelar el agua, puesto que es el encargado de robarle la temperatura y transformarla en hielo.
  • Suelo frigorífico: Éste va a estar situado como la base de la pista y, encima de él, vamos a volcar el agua que, una vez helada, va a ser nuestro patio de recreo.
  • Valla perimetral: Es esencial delimitar la pista con vallas, ya sean de madera, hierro, metacrilato.
  • Patines: Siempre vamos a encontrar a personas que tienen patines en propiedad, pero para la gran mayoría de nuestros futuros clientes no será así y, por tanto, vamos a tener que ofrecerles la posibilidad de alquilarlos.

Además, aparte de lo comentado anteriormente, hay que tener en cuenta que también podemos suministrar y ofrecer muchos extras, como por ejemplo los siguientes:

  • Guarda patines
  • Bancos, ya sea para cambiarse los zapatos y ponerse los patines, como para descansar del ejercicio
  • Andadores para los más pequeños y para los no tan pequeños
  • Casetas

Dimensiones de las pistas de hielo

Hay una infinidad de medidas que podemos realizar (de 10X20, 15X30, 10×30, etc.). Las máquinas van a variar dependiendo del tamaño de la pista.

Presupuesto

Para poder realizar un presupuesto a medida no lo dudes y ponte en contacto con nosotros. Juntos vamos a buscar la mejor opción para que ésta se ajuste a tu presupuesto y necesidades. No todos los clientes son iguales y, por tanto, sus necesidades tampoco lo son. Hablemos y vamos a personalizar.

Ponemos a tu disposición todo lo necesario para la construcción de una pista de hielo natural.

    Nombre *:

    Teléfono *:

    Mail *:

    Asunto:

    Mensaje:

    No quiero recibir información comercian ni publicitaria

    En Clivi nos esforzamos al máximo para darte un servicio de máxima calidad, por eso nuestro alquiler de pistas de hielo natural ofrece no solamente el alquiler del suelo frigorífico, también el de la valla perimetral, enfriadora, glicol, patines, guarda-patines, andadores, bancos, casetas, etc.

    Ponemos a tu disposición todo lo que necesitas para tu ìsta de hielo, en todo el territorio Español (Península, Baleares y Canarias).

    ¡Ponte en contacto!

    En manos de expertos

    Cada caso es diferente, por eso nuestro equipo de profesionales expertos realiza un estudio de cada localización, con la finalidad de asegurarse de que el proyecto es viable. Algunos factores a tener en cuenta son la nivelación del suelo, el acceso a la potencia eléctrica y el agua necesarios. Es también esencial asegurarse que la pista se encuentra sobre una estructura estable que la pueda soportar.

    Este estudio previo nos ayudará a asegurarnos de que le saques el máximo rendimiento a tu nueva pista de hielo

    Te asesoramos

    Alquiler de pistas de hielo a medida

    A parte de tener a disposición del cliente todo aquello necesario para la construcción de cualquier pista de hielo, también disponemos de dos opciones de compra a la hora de elegir qué pista de hielo natural necesitas. En Clivi ofrecemos pistas nuevas y a medida o de la campaña anterior.

    Las dimensiones que ofrecemos son también a medida, dependiendo de la localización y tus necesidades como cliente.

    Te asesoramos

    Nuestras recomendaciones

    En Clivi podemos construir una pista de hielo en todas partes y sea cual sea la estación del año, pero, como puedes ya imaginar, en invierno es cuando supone menos gastos energéticos. La mayoría de pistas se abren en el puente del 6 al 8 de diciembre y se cierran después de las fiestas.

    Pero no solo el frío o el calor afectan al rendimiento de una pista de hielo, también es muy importante tener en cuenta que otras condiciones meteorológicas como la lluvia, el viento o la luz del sol directa pueden obligarnos a cerrar la pista por razones de seguridad. Estos posibles problemas son fácilmente resueltos al montar la pista de hielo en un interior o bajo una carpa.

    Te asesoramos

    ¡Contacta con nosotros y encontraremos un presupuesto que se ajuste a tus necesidades! Tenemos la mejor solución, sea cual sea tu situación.

    Contactar