La refrigeración de los vinos

España es el país del vino por excelencia, y de una buena refrigeración depende, en mayor parte, la calidad de este.

Existen toda una serie de ventajas gracias a este procedimiento. En esta entrada te las contamos todas:

Gracias al uso del frío se evita la oxidación de la uva y del mosto. La climatización permite enfriar o congelar la uva, se consigue una mayor extracción de aroma y color del vino, así como un mosto de mayor calidad. Además, necesita menos tiempo de clarificado.

De la misma manera el frío evita una fermentación incontrolada ayudando a los enólogos conseguir su producto deseado.

Es importante saber que en los vinos blancos se necesita un mayor control de la temperatura: esta debe oscilar baja durante la fermentación y aún mas durante el desfangado.

Asimismo, existen toda una serie de procedimientos de refrigeración.
1. Cámara de frío. Un cuarto aislado y enfriado por climatización (debajo de 20°C) que se usa, principalmente, para estabilizar los vinos.
2. Intercambiador de frío. Es uno de los mejores sistemas para enfriar vinos. Este proceso consiste en intercambiar el calor del vino por el frío.
3. Placas portátiles. Consiste en la conexión de una placa metálica a los equipos de frío. Esta se utiliza hasta llegar a la temperatura deseada. Por un lado, entra el agua fría y, por el otro, sale la misma después de haber absorbido el calor.
4. Depósitos con doble camisa. Están fabricados con una doble pared y hay hueco entre ambos por el que pasa el agua refrigerada. Este procedimiento provoca el calentamiento del agua y el enfriamiento del vino.

Desde Clivi ofrecemos toda una multitud de servicios ya no solo de refrigeración, sino climatización y calefacción. Además, te garantizamos la calidad y el mantenimiento de todos ellos.